No lo que el hombre mira

Esta es una historia muy interesante en la que Dios muestra que sus planes son muy superiores a los que sus hijos podemos ver. Muy inspiradora, recuerda tú eres Eugenia o Eugenio a los ojos de tu padre amante que te ve en todo momento. Comparte esta gota de aliento con quien la necesite. No te olvides de escribir tus comentarios o tus experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.